Diseño gráfico para sitios Web
diseño gráfico
diseñador gráfico
diseño gráfico
diseñador gráfico
agencia de diseño gráfico
diseño gráfico para sitios Web
diseñadores gráficos
diseño Web
diseño gráfico Web
Diseño gráfico para sitios Web
diseño gráfico
diseñador gráfico
diseño gráfico
diseñador gráfico

Diseño gráfico para sitios web

El diseño gráfico puede aplicarse a muchas cosas. De hecho, nos encontramos permanentemente en frente de trabajos de diseño gráfico. Cuando compramos productos en el supermercado, cada uno de ellos tiene una etiqueta que diseñó un diseñador gráfico o una agencia de diseño gráfico. La mayoría de nosotros generalmente no le prestamos atención a estas etiquetas, o al menos eso pensamos.

Aunque no lo creas, el diseño gráfico es muy poderoso cuando se trata de ventas. Inconcientemente, elegimos un producto determinado de una góndola gracias al impacto de este trabajo de diseño gráfico. Un experto, que trabajó arduamente para crear una pieza que llamaría la atención del público y transmitiría calidad, analizó cuidadosamente los colores, la tipografía, el estilo del diseño.

El diseño gráfico también puede aplicarse al diseño web. Básicamente, el diseño gráfico para sitios web funciona de la misma forma. El éxito de un sitio web en Internet depende del impacto que tenga el diseño en el público, como un producto en una góndola de supermercado. Cuando compras, por ejemplo, un limpiador de pisos, no puedes saber si es realmente eficiente. No sabes si hará brillar tus pisos de verdad como lo muestran en la fotografía de la etiqueta, pero, por alguna razón, confías en el producto. Si leyeras la etiqueta de otro producto que no confías tanto, seguro verás que tiene las mismas características que el producto que elegiste, con la etiqueta agradable. Esto pasa porque el diseño gráfico de la etiqueta ha influenciado tus decisiones.

Para que un producto se venda, la alta calidad no es suficiente. Existen limpiadores de piso de alta calidad que nunca se venden, y probablemente, muchos de baja calidad que se agotan todos los días. Este es un ejemplo claro del poder del diseño gráfico y de cómo funciona como una herramienta de marketing exitosa. Un buen diseño gráfico tiene el poder de vender cualquier producto, no importa su calidad, durabilidad, ni la efectividad. ¿Cuántas veces compraste un electrodoméstico y dejó de funcionar pocos meses después de la compra y pensaste "tiene que ser culpa mía porque la marca es tan reconocida"? La realidad es que una marca se hace famosa gracias al trabajo de expertos en marketing, entre ellos diseñadores gráficos calificados. Si un producto se vende mucho, éste es un logro del diseñador gráfico y no tanto de la calidad del producto.

¿Cómo puede ser que un trabajo de diseño gráfico haga esto? No hablamos sólo de un diseño gráfico, sino de un buen diseño gráfico. Los diseñadores gráficos son expertos que estudiaron mucho sobre cultura y otros temas importantes para crear los trabajos más rentables. Un diseño no tendrá el mismo efecto aquí y en China, ya que los colores tienen significados distintos en las culturas orientales. Éste es sólo uno de los aspectos que un buen diseñador gráfico tendrá en mente mientras realice su trabajo.

El experto tendrá en cuenta muchas cosas: el receptor, el objetivo y la durabilidad del diseño, el presupuesto disponible para el diseño, etc. Analicemos cada uno de estos aspectos en relación con el diseño gráfico web, es decir, el diseño gráfico para sitios web.

Como dijimos antes, el diseño gráfico para sitios web funciona básicamente de la misma manera que cualquier otro producto. Sin embargo, existen diferencias importantes, pero las analizaremos en profundidad más adelante en esta página. Cuando el diseñador esté creando el diseño gráfico para un sitio, tiene que dividir su trabajo en distintas etapas:

El diseñador o grupo de diseñadores presentarán sus ideas o planes para el diseño del sitio web. Sin embargo, estas ideas sólo pueden tener lugar luego de analizar algunos aspectos previos.

Primero que nada, los expertos analizarán el destinatario del diseño web. Su trabajo dependerá del nivel de seriedad de los destinatarios (los colores que se usen, las tipografías e imágenes). Es decir, si el sitio está destinado a niños, la mejor opción es usar imágenes y tipografías amigables y muchos colores. Si el sitio está dirigido a un público más serio, como otras empresas, entonces el diseño tiene que transmitir esta seriedad, evitando colores fuertes y usando tipografías más serias.

Segundo, se tiene que analizar el objetivo del diseño gráfico del sitio web. Con objetivo nos referimos a la intención, al propósito, a lo que trata el sitio. Por ejemplo, si un sitio se trata de asuntos médicos entonces tendrá que dar una sensación de limpieza y responsabilidad. Lo mejor que se puede hacer en un caso así es utilizar colores relacionados con la actividad médica, como el celeste y el blanco. Pero también existen otros objetivos a considerar: por ejemplo, si un sitio web está destinado a vender productos, entonces debería mostrar fotografías de gente sonriente y satisfecha usando este producto. En el caso de los sitios web institucionales, es decir, sitios acerca de una institución determinada, tendría que tenerse en cuenta al destinatario del sitio (como dijimos en el párrafo anterior).

Luego, el diseñador analizará la durabilidad del sitio, es decir, cuánto se supone que el sitio web durará en Internet y si sufrirá cambios en el futuro. Éste es un tema complejo que requiere el trabajo de programadores web. Si un sitio sufrirá ciertos cambios más adelante, por ejemplo, si vendes ciertos productos hoy, pero en el futuro cambiarán, entonces necesitas un sitio dinámico. En el caso de los sitios dinámicos, el diseñador se ve limitado al momento de diseñar y tiene que tener en cuenta el tipo de sitio cuando haga su trabajo. Si, en cambio, no se realizarán cambios, como en el caso de muchos sitios web institucionales, es decir, si todo lo que necesitas es un sitio estático, entonces el diseñador creará un diseño que no cansará al usuario después de un tiempo. En otras palabras, el experto tiene que crear un diseño que transcienda todos los tiempos.

Por último, el diseño también va a depender de tu inversión. Si no puedes gastar mucho dinero en tu sitio web, entonces no puedes esperar mucho de él. Un buen diseñador podrá crear un buen diseño, incluso con poco tiempo. Pero tienes que recordar que generalmente cobran por hora, y si sólo puedes pagar tres, entonces el diseño probablemente no resulte como esperabas.

Un sitio web no tiene que tener un gran impacto en la gente, como lo supone un producto en una góndola. Este último está ubicado al lado de muchos otros productos de distintas marcas y tal vez de la misma calidad y tiene que resaltar del resto para que los clientes lo elijan. Por esta razón, las etiquetas tienen que ser muy llamativas y sintéticas, es decir, tienen que transmitir en pocas palabras e imágenes la calidad y los resultados que produce el producto.

Un diseño gráfico de sitio web funciona como cualquier otro diseño. El diseño tiene que llamar la atención del público, hacer que les guste lo que tienen en frente. El diseño de cualquier producto tiene sus objetivos de marketing, pero, como ya dijimos, hay algunas diferencias importantes con el diseño de sitio web.

Cuando entras en un sitio, te encuentras en frente de un sólo sitio, no de muchos en una góndola, y por esto el sitio web no necesita producir un gran impacto en el público de inmediato. De hecho, si un sitio tiene muchas fotografías, colores, e imágenes tipográficas amplias, seguramente asuste al público. Un sitio web no tiene que llamar tu atención al momento que lo ves, como sí tendría cualquier otro producto en un supermercado. Por lo contrario, tiene que permitirle al usuario navegarlo fácilmente y con tranquilidad, sin muchas presiones.

Sin embargo, los sitios web siempre tienen que satisfacer las necesidades del usuario. Un sitio web tiene que hacer sentir al usuario bienvenido y cómodo. La tipografía tiene que ser fácil de leer, es decir, no tiene que ser ni muy grande ni muy chica. Debería evitarse colores brillantes para la tipografía. Las tipografías con serif son buena generalmente para la lectura en imprenta, pero cuando se trata de la lectura en la pantalla, las tipografías sans serif son las mejores. También es bueno que el sitio tenga un diseño organizado y prolijo. La información en el sitio tiene que encontrarse fácilmente. Si tu sitio tendrá mucha información, entonces lo mejor que puedes hacer es incluir viñetas y botones que permitan una mejor navegación.


agencia de diseño gráfico